martes, 29 de marzo de 2011

Gratitud Sincera

Cuando menos te lo esperas
y de forma inesperada
conoces nuevos amigos
que te llegan hasta el alma.
Amigos que te apoyan
ante la pesada carga
de una vida solitaria
llena de espinosas matas.
Muchos han sido los hombros
que ante las penas amargas
hacía mí se han acercado
para dejarme llorarlas.
Pero hoy quiero acordarme
de la que con casi nada
me ha dado tanto y tanto
que nunca estará pagada.
La del cabello cobrizo,
larga melena rizada
y unos ojos que te dejan
absortos en su mirada.
La que te ofrece un cariño
sincero y leal, sin trampas,
que no queda más remedio
que intentar lo que haga falta
para que en su dulce rostro,
con sus mejillas rosadas,
no falte su gran sonrisa
de la noche hasta el alba
y del alba hasta la noche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada