martes, 7 de abril de 2009

Belleza sin valor

Lo más bello de este mundo
no se compra con dinero.
Vale mucho más que el oro,
más que a todo a lo que rezo,
y es tan alto su valor
que ni siquiera tiene precio.
Pero toda esa belleza
se la guarda muy adentro,
y todo lo que está fuera
no vale ni un pimiento
si la gente es tan estúpida
que no es capaz de verlo.
A esos tontos yo les digo,
con todo el mayor desprecio,
que no todo es superficie,
que no sólo son dos pechos,
ni unos labios ni dos piernas,
ni un largo pelo moreno.
Que lo que tiene más valor
no es su pequeño cuerpo,
sino ese enorme corazón
que no le cabe en el pecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada